domingo, mayo 08, 2005

La virginidad es un estado mental

Así la definió mi hermano el otro dia y la verdad es que tras una charla con el me parece una definicion de lo más acertado. No es cuestion de que sea algo físico, pues lo físico no deja de ser algo pasajero, la primera vez es la primera como la decimoquinta es la decimoquinta, va más allá de eso, gente que no lo habrá hecho todavía pero que no es virgen y gente que se habrá pasado su vida follando pero que no dejará de serlo por mucho que lo intente.

Y es que todo es cuestión de que abras tu mente y tus pensamientos, que no te encierres en lo que el resto de la humanidad o al menos un porcentaje muy elevado promulga como "bueno" o "malo", hay que experimentar, sentir, vivir, pensar.

Ojo!, no digo que tengas que hacer de todo con todo el mundo, sino que abras tu mente más allá de los pensamientos de tres o cuatro curas que llevan implantados en la mente colectiva durante mas de 300 años y que tanto daño hacen y que tantos y tantos problemas causan.

Repito, esto no es un llamamiento ni a la promiscuidad ni a nada por el estilo, cada cual que haga lo que considere correcto, pero creo que hay límites que se pueden sobrepasar y que, a día de hoy, no se hacen por correción politica, social o de cualquier otro tipo.

También os digo que hay que saber distinguir el mundo de la alcoba yel mundo real, lo que se hace de puertas para dentro de una relación es privado y no hay necesidad de promulgarlo, apertura de mentes no significa que tengais que narrarlo como en los telediarios.

Me arriesgo al publicar esto aqui, por que muchos direis que estoy colgado o que soy un salido (es algo que, sinceramente y a estas alturas de vida, me la trae foljisima), nada más lejos de la realidad, no entiendo por que hay tanto tabú con respecto a determinados temas y me jode mucho que por que sepas y no te importe hablar de ellos se te considere un bicho raro o algo peor.

Purgatorio dixit.

2 comentarios:

Eowyn Zirbêth dijo...

Y también hay quien, tras años no siendo virgen y con las ilusiones y las esperanzas muertas, vuelve a un estado parecido a la inocencia en que todo es posible.

Osiriss B. Valles dijo...

Conicido, en gran manera contigo, la virginidad es un mero estado mental.