viernes, junio 30, 2006

A mi señal, ira y fuego

Frase de Gladiator, gran película que no he conseguido ver entera :S. Soy un inconstante...

En fin, hoy hablando con N. me he dado cuenta de los tipos de "odio" que podemos tener hacia alguien o algo, odio activo y odio pasivo

Odio activo es aquel que quema, araña, te raja por dentro, te deshace la piel y hace que te hierva la sangre de forma permanente, es como una hoguera que se retroalimenta sola, una y otra vez, sin necesidad de soplar o avivar la llama, existe y te consume desde dentro.

Odio pasivo es el que te invade y que es igual de malo (un poco mas atenuado que el anterior), pero sólo aparece cuando hay algo que te recuerda el motivo de tu odio, digamos que está focalizado, necesita de un foco para estallar, es menos dañino y se va haciendo cada vez mas débil a medida que pasa el tiempo.

Lo genial es que yo ahora tengo del segundo tipo, cuando antes me reconcomía el primero, la pena es que he añadido nuevos "combustibles" al segundo tipo...una lástima, en el fondo me caía bien...

3 comentarios:

Mariposa de amor dijo...

jajaja. Vaya, vuelvo y llenas el blog de posts. Cierta esa clasificación. Pero lo que te has dejado es que cuando el odio activo se va y llega el pasivo, el activo siempre puede intercalarse por momentos. Chao.

Angel y Demonio dijo...

y que hay de ese enojo explosivo y ponzoñoso? la IRA en su maxima expresion, cuando te tirita el menton y sientes que podrias asesinar a alguien de un golpe o con un par de palabras?

Isa dijo...

La cosa es pasar del odio a la indiferencia, no veas lo bien que te deja eso =P