jueves, junio 01, 2006

La caja

Todos tenemos una caja, unos grande, otros pequeña, más o menos ornamentada, de metal o de madera, con o sin cerradura. Lo común a todas ellas es que en ella guardamos todo aquello que no decimos y que pensamos, lo que no hacemos y que nos quedamos con ganas y todos esos pequeños secretos.

Es por eso que yo la llamo "mi pequeña caja de los secretos"

Y en ella están todas las palabras que nunca dije, los besos que no di, las caricias que no otorgué, las frases no susurradas, los secretos mas profundos y los menos importantes que a nadie confesé. Ultimamente se está llenando, quizás debiera buscarme otra caja más grande, o vaciar la que tengo...

7 comentarios:

cecilia_lisbon dijo...

Tu blog ha sido todo un descubrimiento :)

Mi caja está medio vacía (sólo está llena de inseguridades de juventud), ya que, de un tiempo a esta parte no me privo de nada. La vida es demasiado corta como para guardarla en cajas.
La mía, por si sirve de dato, es de cristal. Como casi todo en mi vida.

Purgatorio dijo...

No está mal tenerla de cristal, la mia es de madera con adornos dorados, es como un cofre del tesoro, lo único que tienes que tener cuidado de no romperla, no vayan a salir todos y cada uno de los secretos a la luz.

Gracias por el comentario y por enlazarme, he hecho lo propio, espero que no te disguste.

Besos

Anónimo dijo...

Estudia! ya tendras tiempo de postear cuando seas funcionario

Isabel "Pequecosa" dijo...

La mía es pequeña, como yo, de madera de roble, resistente y fuerte, como yo, huele a rosas, jazmín y mandarina, como mi colonia favorita, tiene la tapa de cristal desde donde, si te asomas y te fijas con cuidado, puedes ver el interior, como el mío. Tiene adornos en plata, como lo que a mí me gustan. En ella hay de todo un poco: secretos, lágrimas, sonrisas, momentos, recuerdos, anhelos, esperanzas..., en ella hay todo lo que fuí, soy y seré, porque en ella hay pasado, presente y futuro.

No guardes las palabras y caricias que crees que se merece un ser amado, no guardes el rencor si tienes oportunidad de expresarlo, guarda en tu caja los momentos buenos de tu vida y llénala de caricias dadas y atesora en ella las experiencias para aprender.

Que tu caja de los secretos sea tu caja de la vida, de modo que al mirar dentro de ella sólo puedas hacerlo con una sonrisa.

tsea dijo...

Mi caja es de cartón.
Porque las cosas más importantes las guardo bajo la cama.

Anónimo dijo...

es acaso necesario tener una estupida caja !!!!porque simplemente no tener esa libertad que da gracia a nuestra patetica vida y dar a conocer todo lo que se te venga en la mente ....es algo tan simple hacer lo que se te plasca ...no es necesario ninguna caja ni de vidrio ni de carton ...es solo cuestion de entender que lo mejor de todo es actuar por instinto ...y simplemente ser feliz ...lucediladarkness@hot...

Anónimo dijo...

Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
»