jueves, junio 22, 2006

Bajo tu cama

Yo dormía plácidamente, hacía un calor de mil horrores la otra noche en mi cuarto, me levanté a abrir la ventana y a que entrase un poco de brisa, me estaba cociendo, quité la sabana y me tumbé encima de la cama sin nada más que unos calzoncillos de esos tipo boxer de lycra negra, aún así hacia calor y encima no me gusta dormir sin la sabana, es como si estuviese desprotegido.

El caso es que justo en el pie derecho sonó un "clang", como si uno de los muelles de mi ya viejo colchón se hubiese soltado y hubiese golpeado la dura cobertura, evitando que me golpease el pie.

Maldije en silencio y me incorporé en medio de la oscuridad mas cerrada, me senté en la postura del loto como aquel que dice y palpé con mi mano por debajo del colchón por si se hubiese roto por debajo de la cama, toqué algo metálico y solté un sonor insulto que resonó en casa a esas hora de la noche.

Me bajé de la cama y me agaché para ver lo que se distinguia con la escasa luz de la farola, no quería dar la luz pues era tarde y ya me comería una buena bronca al día siguiente por el taco en voz alta.

Todo ocurrió demasiado deprisa, algo o alguien me cogió al agacharme, me llevo debajo de la cama y me masticó despacio, podía sentir sus dientes clavándose en mi carne, mi sangre caliente fluyendo y esparciendose por el parquet, mis ojos perdidos en la negrura más absoluta y mi garganta muda por el efecto de sus mordiscos.

Ahora soy yo el que golpea tu colchón desde abajo, el que suelta los muelles de tu cama para que te agaches a ver que ha pasado, el que te espera bajo tu cama para arrastrarte conmigo.

6 comentarios:

greenroom dijo...

Pues si que te he encontrado bajo mi colchón y creo que me voy a dejar atrapar... o sin tanta metáfora, he encontrado tu blog y me voy a dar una vuelta por aquí para leerte...

Un abrazo.

Angel y Demonio dijo...

Ay! Y yo que ya casi había superado el miedo al cuco... Grrr!

Anónimo dijo...

Yo, sin embargo, llego a tu habitación en forma de humo. Recupero poco a poco mi forma. Me elevo sobre ti.

Oyes una voz martilleando en tu cabeza: despierta...despierta...despierta!!!!!!!!!!!

Abres los ojos de golpe, asustado.

Estoy sobre ti...a un metro de distancia, pero tú sólo alcanzas a ver una mirada penetrante y dos colmillos blancos.

Y después...nada.

Fdo: Yvo

Caprilau dijo...

MMMM cuando por la mañana me recoja a mi casa dp de la juerga me tengo k acordar de mirar bajo mi cama a ver si estas

malevolia dijo...

Me daría miedo mirar. Siempre he tenido un sueño:

Alguien me secuestraba mientras dormía tranquila para luego matarme!.
No te quedes bajo la cama. Una vez leí en algún lugar, un ser desesperado y triste se quedó arañando los muelles.

pcbcarp dijo...

Joder, qué susto! Espero que no se metan niños en este blog.