domingo, junio 11, 2006

Justicia poética

Ayer en un bar tiré un cubata, que le voy a hacer, soy torpe y se me cayó, se me fue la mano y plof, el alcohol corrió por la barra, total que mis amigos le pidieron a la camarera que nos echase un hielo y se tirase el pisto y nos rellenase el cubata.

Ni lo uno ni lo otro, total, que compartieron mis amigos sus hielos y sus alcoholes conmigo, yo esparcí unos kikos por la barra para demostrar mi enfado alcoholico y en ese momento...algo sucedió.

A la camarera se le cayeron dos copas, se le escurrió una botella...llámalo X pero creo que fue justicia poética.

Luego intentó arreglarlo pidiendonos perdón, pero el mal estaba hecho...y se le volvió a caer otro vaso.

2 comentarios:

malevolia dijo...

Ni se te ocurra desear dos veces una misma cosa, porque siempre he creido que termina por cumplirse un hecho.

"Justicia" casual lo llamaremos.
Y de
ja d
e tirar cub
atas!!
;)

Isa dijo...

Sip, es curioso como la vida le da a determinadas personas su vengaza por sus malos actos. De todas maneras..., no sería que la pobre camarera estaba nerviosa por las chanzas de tus amigos??? A veces pasa xDDD