viernes, julio 07, 2006

Retirada

- Replieguen. - Dijo el Almirante desde la Nave Insignia de la Flota.

- Aqui Jefe Oro.- crepitó el comunicador -Hemos penetrado los escudos de la nave Insignia Enemiga, no podemos retirarnos ahora señor, estamos a punto de llegar al nucleo.- la estatica resonó en toda la sala.

- Es un cebo Jefe Oro, aborten la misión.- repitió el Almirante.

- Roger. A todas las unidades Oro, aborten misión, volámos a casa.-

Otra nueva descarga de estática anunció la llegada de un mensaje de otro escuadrón. - Aqui Jefe Negro, confirmada la barrera frente al nucleo, imposible el acceso, nos retiramos, no disponemos de potencia de fuego necesaria.-

- Roger Jefe Negro, traiga a los suyos de vuelta.- fue la contestación del Almirante mientras en los visores de la Sala de Control veía maniobrar los cazas espaciales negros con el dibujo en rojo de una mano con un corazón en las palmas.

De repente los sensores de la nave se dispararon, luces de todos los colores se encendieron por los paneles de control.

- Atención la nave enemiga se dispone a disp....-

FUOMMMMM!. El haz de luz cegadora dejó los sensores visuales en blanco, la nave Insignia tuvo una sacudida y tardó unos segundos en estabilizarse. Aquella nave había disparado todos sus cañones a toda potencia.

- Recuento de bajas y daños en la estructura.- dijo el Almirante mientras se frotaba los ojos.

- Hemos perdido al Escuadron Blanco y al Rojo, el Escuadron Negro y el Oro están a salvo, pero...- la voz del operario no auguraba nada bueno. -...el nucleo ha sido dañado levemente.-

Los ojos del Almirante se entrecerraron. - Cierren las compuertas, sellen el nucleo.-

- Pero señor, si cerramos el nucleo...- dijo el mismo operario que habia informado de los daños.

- Gracias por su preocupación, se lo que pasará si cerramos el nucleo, aíslelo, se reparará sólo, cierrelo y salgamos de aqui, no hay nada mas que hacer.- Dijo dejándose caer sobre el sillón y apoyando la barbilla sobre la mano derecha.

Y tras unos segundos donde los motores de hipervelocidad zumbaron, el campo de batalla donde habían estado resonando bombas, ataques y cañones durante mucho tiempo se sumió en un profundo silencio.

2 comentarios:

Isa dijo...

Precioso, me encanta leer entre tus líneas metafóricas =)

Angel y Demonio dijo...

Yo apoyo la moción! Replieguese nomas amigo, soldado que arranca sirve para otra guerra. De hecho, ni para otra guerra diria yo, mas bien para cuando valga la pena. Besos.