miércoles, julio 05, 2006

El niño que creía en los ángeles ( II )

Y volvió, con las manos vacias pero una sonrisa en su cara, volvió sonriente, feliz pero con nada entre sus manos.

Los que se habían reido de él lo hicieron con más fuerza, con tanta que no se oían ni los propios pensamientos, se rieron día y noche, tanto y tan largo que ya casi nadie se acordaba de por que se reían.

Mientras tanto el niño que creía en los ángeles seguía sonriendo, más feliz que nunca, hasta que un día, una de esas personas que se reía se le acercó y al verlo, le dió pena, y le preguntó.

- ¿Si no encontrastes el ángel, por que eres tan feliz? -

Él la miró y le dijo.

- No hay ángeles, no existen, pero si las personas, y son mucho mejores que los ángeles, por que a las personas- y justo en ese momento se giró y en su mejilla había unos labios marcados. - se las puede besar...-

4 comentarios:

Angel y Demonio dijo...

Que lindooooo!!!! Me gusto mucho muchito! Saludos!!

malevolia dijo...

Pues yo estoy loca por tener un romance con uno. No me gusta besar a las personas, pienso que cuando las beso siempre me equivoco.

El ángel(si es que existe), vendrá y se quedará a mi lado, cuidando de mi.

Las personas nunca tienen tiempo, sólo piensan en ellas y se van tan rápido que no te da tiempo a despedirte de ellas.

Quiero imaginar que el amor de un ángel es independiente a todas las cosas de este mundo, que nunca sentirá celos, y que me permitirá amar a quien yo desee, sin egoismos.

;)

tt dijo...

Precioso como todo lo que escribes...:)

Me alegro de que ese niño por fín sea felíz, más feliz que nunca :P

Bikos desde el fondo Norte.

Isa dijo...

Lo que yo decía, las personas somos ángeles para otras personas y eso es lo maravilloso y bonito de esta vida