domingo, julio 09, 2006

Horno de Realidad

Estás hecha del material del que están hechos los sueños, de una pasta maleable de color blanco con brillate que al sol toma el color que más le gusta al que mira.

Esa pasta se puede moldear, añadir, quitar, cortar, poner, dar forma a gusto del que la tornea tan sólo con la mirada, hacer las figuras más bonitas y los demonios más horribles, tan sólo con imaginarlo puedes construir o destruir todo.

Pero si quieres conservar algo la pasta de los sueños no vale, se modifica demasiado facilmente, es mejor fijar el resultado, y entonces es cuando hay que cocer la obra creada en el horno de realidad.

A muchos grados de una escala que no tiene nombre aún, el horno de realidad cuece, forma, deforma y transforma la pasta de los sueños, la hace dura, consistente, inmodificable, crea y define en base a él mismo, en una palabra, tranforma la pasta de los sueños...

...en realidad

2 comentarios:

Isa dijo...

No sé como lo haces pero a tí las vacaciones te sientan, ya no digo que mal, pero sí te vuelven la cabeza demasiado metafísica.

No obstante, el post es precioso y es una verdad como un templo. "Los sueños sueños son" que decían por ahí y "Bienvenido a la dura realidad" como la pasta que se vuelve dura en el horno

Anónimo dijo...

sobredosis de realidad , estoy volando ... dark