lunes, noviembre 28, 2005

Buena gente

Asi es como se puede describir a mi amigo V. de las mejores personas que he visto y he tenido el gusto de conocer, y es que este sabado desayunando en madrid me dió una de las mayores lecciones de humanidad que me han dado jamás.

El asunto es que estabamos en una conocida cafeteria de la Gran Via madrileña cuando este chico, que se habia pedido un té le pregunta a la camarera si tienen bocadillos con el desayuno, la camararera le dice que de beicon y este le dice que vale pero que se lo ponga para llevar. Yo la verdad es que no noté nada raro y la verdad es que es algo hasta normal...si no tenemos en cuenta que V. es vegetariano!!!.

En fin, el caso es que le dan el bocata, y se lo lleva hacia donde estamos todos, en esto que su novia, que si se habia dado cuenta del detalle, le dice que se han confuniddo y que ese bocata no es para él. Él le dice que si y dice que ahora viene, A., su novia me mira y me dice que ya sabe donde va...

Y es que, lectores y lectoras pidió el bocadillo para darselo a un pobre "homeless" que acababamos de ver en la calle cuyo cartel decia "Hola, por favor invitadme a comer algo".

Ante esto, yo solo puedo quitarme el sombrero...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay mucha gente así pero ojalá fuésemos más los que nos concienciáramos al ver este tipo de gestos maravillosos.

E.

Metalia dijo...

Saluda a V. de mi parte.Si senior,buena leccion de humanidad.