viernes, mayo 23, 2008

Viaje

- Hola -

- Hola- dijo amablemente la señorita de la ventanilla.

- ¿Me da un billete? -le dije sacando todos los ahorros de mi vida hasta ese momento.

- Claro, ¿donde quiere ir?- dijo con su amable sonrisa.

- A lo más profundo de tu corazón- dije muy serio,- ahm y démelo solo de ida, no quiero volver hasta asegurarme de haber visto absolutamente todo...-

Y ella, sonriendo aun más, me extendió su delicada mano con aquel preciado billete de ida sin retorno fijo a su corazón.

2 comentarios:

Liselle dijo...

Ainss el amor :P, así estás de un pasteloso..

Bonito ^^

Anónimo dijo...

Pero mira que eres lindo, y eso se nota en lo que escribes. Mi corazón está total y ciegamente abierto para tí, ni siquiera necesitas billete porque estás en él de forma permanente. ¡Besitos!