miércoles, abril 25, 2007

Justicia!

El pelo rubio de la elfa se movía al viento, apelotonado y manchado de sangre y tierra de la batalla. Sus ojos eran dos pozos negros donde la rabia y la violencia se acumulaban.

Sin embargo el pobre desgraciado que se encontraba bajo el filo de la flecha que reposaba en la ballesta , tirado en el suelo y malherido no podía sino adivinar la expresion de la mujer pues una máscara de marfil y oro tambien manchada de sangre cubría el rostro de la mujer, dejando ver tan solo dos los dos carbones ardientes que eran sus ojos.

El hombre, desesperado y con el miedo en sus ojos el hombre gimió y suplicó, apeló al sentido de la justicia élfica, le pidió una espada para defenderse, gruñó algo sobre el honor de los elfos hasta que la voz aterciopelada de la elfa le interrumpió.

- Clamas justicia sin conocer esa palabra, pues la justicia es igualdad entre iguales.- hizo una pausa. - Y tu no eres igual que yo...-

El grito del hombre quedó ahogado cuando la elfa disparó su ballesta a quemarropa, manchando, aún más, su máscara y su pelo dorado.

2 comentarios:

malevolia dijo...

momento señor de los anillos o algo asi por lo menos! Pero elfas rubias, mejor morenas!!

Betote dijo...

¡Friqui! :D