viernes, abril 13, 2007

Perseguido.

Me persigue, me tiene acorralado contra la pared, puedo oirle acercarse despacio, por la espalda, y lo peor es que se que si me giro estará alli esperándome, mirándome con esos ojos acusadores, rojos por la ira y la impotencia, sé que le gustaría golpearme, con todas sus fuerzas y que, a cada segundo que pasa, me odia con más rabia, acusándome de todo y por todo.

Por eso corro, me escondo y sobre todo, intento no mirarme en el espejo, para que mi reflejo no pueda cogerme...

5 comentarios:

Isa-chan dijo...

Difícil eso de esconderse del reflejo de uno mismo, da igual que te mires o no, sabes que siempre estará ahí y eso es lo más desquiciante, que te acompañará siempre aunque no lo veas, así que lo mejor es estar en paz con él para poder vivir tranquilo

sinti dijo...

corre! corre! a ver si lo consigues y, sino... hazte su amigo, no?

Credendo Vides dijo...

Vaya, pues a mí también me sorprendió ver q el Inframundo tiene algún habitante más q está vivo, no sólo almas errantes.
No quería yo plagiar tu espacio. No era mi intención.
Saludos desde el Inframundo.

Jessika dijo...

No has de huir de lo que eres, el reflejo no muestra más que tu propia imagen, no huyas, ENFRENTATE a el.
Besitos.

Anónimo dijo...

este si no me gusto...sorryyyy!!!!!