viernes, diciembre 01, 2006

Diosa

Oh querida y amada Diosa!.

Acudo a tus pies para rendirte pleitesía y para, al levantar mi cabeza cuando esté orándote pueda contemplar el templo de tu cuerpo que se erige sobre esas dos columnas que son tus piernas.

1 comentarios:

malevolia dijo...

Bella imagen, y mucho cuidado cuando se cierran:




las piernas!
;)