jueves, noviembre 02, 2006

Puzzle

Él era una pieza de puzzle incompleta, pero no de un puzzle cualquiera, sino del mas complejo de todos, a fin de cuenta era una pieza con forma humana, con múltiples bordes y aristas, algunas más afiladas, otras mas redondas, pero aristas todas y por tanto, dificiles de encajar.

Estuvo toda su existencia como pieza de puzzle buscando otra pieza que le encajara a la perfección, y no obtuvo más que quebraderos de cabeza y problemas, pues al parecer, no existía la pieza perfecta, o eso era lo que todos y todas las piezas le decían cuando se intentaba acoplar a ella.

Sin embargo llegó el día en que comprendió y tán solo hizo falta un abrazo de la pieza correcta para sentirse completo e integrado, aun dejándo algunas aristas sin acoplar, y es que, en este mundo de puzzles, no se puede tener todo

4 comentarios:

pantera dijo...

yo soy una pieza de puzle partida en mil pedazos, no encaja con ninguna otra, pero aún así si kieres puedo abrazarte hasta q encuentres la pieza perfecta :)

malevolia dijo...

Tú eres la pieza que se queda siempre debajo de la mesa por miedo a quedarse enmarcada en el salón.

Yo soy la madita toca-pelotas que mueve el mantelillo... ñañañañaña
:)
s
o
n
r
i
e
o
a
l
g
o

Cristina dijo...

Aún con el corazón roto seguí buscando la pieza perfecta que completara el puzzle de mi vida, hace hoy ya un año y medio que creí encontrarla, pero hoy tras un abrazo vacío me he dado cuenta de que es la pieza equivocada, quizá la forma sea la que encaje pero el color no es el adecuado y me he sentido tan triste que no he tenido fuerzas ni para llorar, se ha roto en mí la ilusión de encontrar mi mitad, me quedaré perdida en algún cajón junto con más piezas sueltas y desencajadas... Hoy estoy mal

Cristina dijo...

mi corazón es un puzzle de millones de piezas que ya no encajan pero sigue latiendo