jueves, enero 29, 2009

Abrázame

Abrazame, tán solo eso, cruza tus brazos en mi espalda y rompeme los huesos con un abrazo.

Esta noche no quiero amarte ni que me ames, no quiero roces suaves ni palabras prohibidas al oido en un volumen tan bajo que ni siquiera tus labios puedan oirte.

Esta noche necesito un abrazo, que me rompas en mil millones de moléculas en tus brazos potentes, que tu fuerza me pulverice el alma y que me recompongas con un apretón más fuerte.

Asi que , esta noche, apriétame y convierte el carbón de mis penas en alegría de diamante bajo tu poderoso y potente abrazo...

2 comentarios:

Nancy dijo...

me encanto¡¡¡¡ que lindo es el don de la palabra y saber expresar a taves de ellas lo que hay en el alma¡¡¡¡

Lorena dijo...

Wow!! Encontre tu espacio por cosas de la suerte y me ha encantado lo que he leido.