viernes, enero 12, 2007

Pantera silenciosa

Me escondo de ti, tras una esquina, con los músculos en tensión. Mi cuerpo está cubierto de tus huellas. Arañazos, raspaduras y dulces heridas reocrren mi cuerpo y la siento con cada latido de mi corazón.

Apareces, como siempre, entre las sombras, con tus felinos ojos observando, buscándome, rastreándome cual animal salvaje, como solo una pantera sabe acechar a su presa.

Pero esta vez soy yo quien te ataca por la espalda, nos revolcamos, peleamos, me muerdes, te abrazo, me besas, te araño. Al final, acabas bajo el peso de mi cuerpo, respirando muy hondo mientras me miras con tus ojos salvajes, tu pelo se esparece por el suelo y te hace parecer mas fiera y salvaje.

Lo miras y sonríes, te suelto, lo acaricias, me acaricias, nos miramos, me levanto y te dejo levantarte, nos abrazamos y nos separamos, la caza vuelve a empezar, pero a partir de ahora no volverás a cogerme desprevenido, por que el cascabel que te he puesto me avisará de que vienes a por mi.

4 comentarios:

pantera dijo...

:D

Oyes el cascabel??

malevolia dijo...

guuuaaaaauuuu!

gabyta dijo...

muy bueno

katrina dijo...

sabes que me encanta en general pero este es la leche.
Tengo un cascabel en las zapatillas
XDD