domingo, septiembre 24, 2006

Perdido

No podía creerselo cuando se lo dijeron, asi que cogió el coche y viajó hasta donde se habían conocido, allí estaban sus padres, es que claro, era su piso.

Les dió el pésame, realmente era una mala noticia, pero bueno, había vivido plenamente y la verdad es que era lo mejor que le podía pasar dada su situación de los ultimos años, no lo había pasado bien y aquella enfermedad del corazón la había dejado muy tocada.

Con lágrimas en los ojos miró todo aquello que en su día le había parecido sorprendente de ella, fotos de ella, su mesa, sus cosas...su sofa....el sofa!

Recordó de pronto por que había venido y entonces se acercó despacio al sofá, donde su familia recibía las condolencias de los más allegados, él simplemente se agachó, rebuscó debajo del sofá y sacó el trocito de corazón que en su día se había dejado alli, ahora ya estaba completo.

Y salió a la calle apenado por la noticia pero feliz de volver a estar completo

2 comentarios:

wildrose dijo...

realmente macabro

Caprilau dijo...

...Esperar a que alguien se muera para recuperar su trozo de corazon....hummmmm interesante