sábado, julio 09, 2005

Odio la incompetencia

Estos dias en el curro estoy hasta las orejas de ver incompetentes, y lo peor de todo no es que me moleste que este, que por otro lado no soy yo quien tiene que judgar su trabajo sino su jefe correspondiente, sino que sus cagadas, metidas de pata y faltas de interes afectan a mi rendimiento laboral, y eso, cabrea.

Me molesta sobremanera la dejadez que existe en mi empresa con respecto a determinados temas que afectan al "nivel superior", es decir, en el que me encuentro yo, me parece genial que no tengas ganas de trabajar, que trabajar es una mierda, alienación, etc, etc... pero si estas allí hazlo y hazlo bien o directamente no lo hagas y vete a tu casa, a dormir o por lo menos a no joder al resto de la humanidad, el trabajo es algo serio y si no te lo quieres tomar así no deberias estar alli.

En mi empresa y sobre todo en mi cuenta parece que cunde el sindrome de desgana laboral, ya lo había visto antes, pero en el funcionariado de este pais, pues si hay algo que la empresa privada no perdona, o no perdonaba hasta no hace demasiado, era la falta de interés y de ganas de currar. Ojo, que no digo que tu vida sea tu empresa y tu trabajo ni mucho menos, ni siquiera que te debas a la empresa, ni que sacrifiques tu vida personal, no estoy hablando de eso, estoy hablando de responsabilidad, de buen hacer y de profesionalidad.

Así que ando un poco quemado por que no entiendo como se tolera tanta incompetencia manifiesta en una empresa privada, a mi, por menos seguro que me largan de alli.

2 comentarios:

Duraglar dijo...

Bienvenido al desierto de lo real Neo

Yo en dos dias me piro de mi curro por ese motivo justamente, porque no paro de currar mientras otras miserables no hacen mas que rascarse el parrús, y claro, yo no soy quien para juzgarlas y blablabla, pero bueno.

Realmente irme no es lo que yo quisiera, seria mucho mas satisfactorio prenderles fuego en el pelo a esas cabronas y luego catapultarlas en llamas, para que sepan lo que es ser la antorcha humana, pero me quedo con lo facil, me voy y por mis cojones...

XD

En fin, prueba a suscribirte a revistas de armamento y tipo soldado universal y dejalas en tu mesa, haz que amiguetes tuyos llamen a tu curro preguntando por ti con voz de mafioso, y ve de vez en cuando con una cicatriz al trabajo y empieza a hacer pesas, en serio no se si te tomarán, pero por lo menos miedo te tendrán xD

Quesos y abrazos

Telémaco dijo...

Purgatorio. Tengo la misma sensación que tú.
Cuando acabe la carrera no quise hacerme funcionario porque tenía ganas de currar, de ver hasta donde era capaz de llegar. Así que me refugie en la empresa privada.

Pero no sé que pasa desde hace unos años que el funcionariado a crecido y ocupado la empresa privada.

Lo malo es cuando llegan al poder y comienzan a aislar y a dejar de lado a todo el que quiere trabajar de verdad.

Si llego a saber esto me hago funcionario de verdad y así por lo menos no me remordería la conciencia cuando me paso el día sin pegar palo al agua (por que no me lo permiten, por increible que parezca).