jueves, julio 28, 2005

Hadas...

Dicen que hubo una vez un chico que consiguió atrapar una pequeña hada entre sus dedos, él estaba tan y tan contento con su hada que la llevó a todos los lados con él, pero la mano con la que la sujetó quedó demasiado laxa y el hada escapó hacia otro sitio.

Poco tiempo mas tarde el mismo chico encontró otro hada, pero esta vez decidió que no se le escaparía, y apretó más fuerte la mano, con tan mala suerte que el hada murió entre sus dedos y el chico, cuando se dió cuenta de que no sentía nada al tener la mano apretada tan fuerte aflojó el puño y el cadaver del hada cayó al suelo.

Desesperado buscó un nuevo hada y la encontró, ella le miró con sus ojos oscuros y le sonrió desde la palma de su mano, el chico que había aprendido la lección decidió que lo mejor sería entrecerrar la mano, suavemente arqueó los dedos y sintió como el hada revoloteaba dentro de su mano, tan contenta de estar protegida que, aun teniendo hueco para huir, puesto que la mano estaba semiabierta, decidió quedarse con el chico durante mucho mucho tiempo...

1 comentarios:

Hermione dijo...

Muy bonito el post, metafórico como siempre y no por Dios, que hoy no pienso sacar la intuición a paseo ni mucho menos la bolita mágica, quita, quita, que luego me achusto y no quiero =P De todas formas, me suena como a Peter Pan y los niños que no creen en hadas o mejor, creen tanto que al final todo se les derrumba. Espero que esta vez no sea el caso ;D Bechotes desde Hogwarts