sábado, junio 04, 2005

La revista Qubo

Mientras esperaba en la peluqueria me he estado ojeando la revista Qubo, una de esas revistas / fanzine en formato apaisado y con colorines que se han puesto de moda en los sitios con algo de aire alternativo, supuestamente creada para difundir la cultura y para que nosotros, oh pobres ignorantes de la cultura alternativa entre los cuales me incluyo.

El caso es que ha habido un par de articulos que me han cabreado bastante, me han hecho hervir la sangre un poquillo, concretamente uno sobre el extasis (la droga) y otro sobre la tolerancia y la intolerancia en nuestros dias.

El primero de ellos, el del extasis era una clara apologia sobre el consumo "responsable" (no entiendo estas dos palabras juntas cuando de una droga se trata pero bueno) de la misma y de un poco la historia de la pastilla.

La parte de la historia me ha parecido cuanto menos curiosa y la explicación química de cómo el éxtasis te libera serotonina me ha parecido interesante. Sin embargo de vez en cuando el autor o la autora (no lo recuerdo) del articulo dejaba caer perlas orales con sus opiniones personales sobre el consumo de la droga, sinceramente no me parece que se deban permitir articulos en una revista con una difusion mas o menos grande donde se diga que todo lo que dice la gente es una tonteria y que total si te tomas una pirula vas a ser el amo de la pista, y sino, te quedarás sin experimentar "el cielo en la tierra". Prefiero ser terraqueo y humano, gracias

Yo me he reido hasta llorar sin necesidad de pastillas, pero como ya os he dicho, solo soy un pobre inculto que, al igual que el protagonista de 1984, prefiere quedarse en la ingonracia en estos temas: "La ignorancia es la felicidad"; para mi al menos en estos temas es total y absolutamente cierto.

Sin embargo me quedaré fuera de esa gente que al grito de "Que mala es la sociedad y el capitalismo" se cree con la libertad absoluta de machacar a los que tienen a su lado por que ellos estan en esta vidad para disfrutar y que en realidad lo que les pasa es que tienen un miedo absoluto hacia una cosa indispensable en esta vida que se llama "responsabilidad".

Cada cosa tiene su tiempo y su lugar, pero si se es adulto para hacer determinadas cosas se es adulto para asumir las consecuencias.

EL otro hablaba sobre la tolerancia y la intolerancia hacia la intolerancia, un discurso demagogo y mezquino sobre cuestiones como los derechos humanos, pilares fundamentales que deberian ser respetados y que el autor se pasa por el forro de los mismismos con afirmaciones tan tajantes que es lo mismo enviar tanques a Irak que enviar correos electronicos a un gobernante para que una mujer cuyo unico delito ha sido acostarse con otro hombre que no era su marida no muera apaleada y lapidada por un pueblo de salvajes. Sin palabras sobre el respeto que las opiniones de ese señor me merecen.

Lo siento, no soy tolerante, no contra las vejaciones, no contra los abusos, las muertes indiscriminadas y no con los machismos o feminismos exacerbados de forma salvaje que anulan a las personas y los derechos fundamentales.

Creo en un mínimo de decoro, unos mínimos a respetar, unas mínimas normas de convivencia a respetar por todos y por cada uno de nosotros para poder convivir como personas racionales y civilizdas que se supone que somos, no como meros animales "tolerantes".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo pense algo parecido cuando lei el artículo y escribí una respuesta pero no se publicó.

La cibermonja literata dijo...

muy bueno.
recomendación: para la próxima vez por favor corrige tu artículo, has puesto la palabra "marida", escribes bien, pero hazlo con propiedad por favor. Debes releer y corregir antes de publicar.