lunes, febrero 18, 2008

Quimera de amor

Y dicen que todas las noches solloza entre los callejones del pueblo…

Todo para intentar dotar de vida al ser quimérico que le robó el corazón.

Y todos los que la ven simplemente se compadecen de ella.

"Pobre diabla", susurran entre dientes mientras niegan con la cabeza y desvían la mirada hacia algun sitio donde su alma no se sienta molesta

Pero pocos la recuerdan antes de su ataque de locura, antes, cuando era una chica normal, tímida y cuyo mayor problema era su baja autoestima.

Entonces todo el mundo le hablaba para decirle que tenía que creer en si misma, quererse, amarse y sería entonces cuando encontraría alguien que la quisiera.

Y ella, haciéndoles caso, se quiso, se quiso tanto que empezó a verse a ella sola, se quiso tanto que el resto del mundo dejó de importarle, se quiso tanto que que todas las noches solloza entre los callejones del pueblo,todo para intentar dotar de vida al ser quimérico que le robó el corazón...

----------------------------------------------------------------

Historia a medias con Bea Maldonado , de ella es el empiece, el engendro final es mio ;)

4 comentarios:

Lena dijo...

Qué bien! soy la primera en felicitar esta vez. Me ha parecido fantástico, como todo lo que escribes. Pues felicita de mi parte a esa tal Bea Maldonado (que además lleva el apellido de mis primos de Granada, ¿será familia?jajjaja. En fin, que sí, que tenemos que querernos a nosotros mismos, sinó ¿quién nos va a querer?

Bea M dijo...

Niño, como que engendro, por Dioss, engendro mi empiece y espectacular final :P ;)

Bea M dijo...

Por cierto, no tengo familia en Graná.

LOOLA dijo...

La prota tiene cualidad de niña mala. Muy buena descripción. Oye, dime cómo lo haces o hacéis porque vamos me ha gustado. Últimamente me quedo KO con todo lo que escribes por el Inframundo. ;)