lunes, febrero 26, 2007

De visita

Salistes corriendo sin decir si quiera adiós y ya se sabe que quien se va sin haberle echado vuelve sin haber sido invitado.

Y mientras espero que, de alguna manera vuelvas, me siento desde mi pequeña atalaya y contemplo como cada día, uno tras otro, vuelves por estos lares, buscando quien sabe que.

Paseas como un felino entre la selva de mis letras que forman palabras y poesías arremolinada en este pequeño hueco de internet y te vas intentando no dejar rastro de ti, pero tu olor es inconfundible y tu marca se queda allí por donde pasas.

4 comentarios:

LiLuh dijo...

La cruda realidad, yo no esperaría nada, me ha pasado demasiadas veces... Besitos.

Cristina dijo...

:)

malevolia dijo...

aaaaaaiiiiiiiiiiiiiii

Duraglar dijo...

LLOROOOOOOON! MAS QUE LLORONNNN! XD

Serás emo-gothic!