viernes, febrero 16, 2007

Atención al cliente

Trabajaba en un centro de atencion al cliente de un conocido hipermercado de su ciudad.

Alli atendía a los clientes, les recogía el ticket de compra y les devolvía su dinero o le cambiaba el producto por otro.

Pero no le gustaba su trabajo, no le gustaba el inconformismo de la gente, el cambiar las cosas por que si...

Asi que cuando ella salía de su trabajo, simplemente cogía su libreta, escribía algo y se lo daba a alguien que pasaba por la calle.

Normalmente se lo leían y acto seguido se lo intentaban devolver y ella, sonriendo les decia:

- Lo siento, no aceptamos devoluciones.-

6 comentarios:

Isa-chan dijo...

Ayns, mira que me siento identificada con este post eh? Tal vez porque la gente suele protestar por todo..., tal vez porque no me gusta el inconformismo, pero no el de los demás, sino el mío..., tal vez porque trabajé en eso mismo..., tal vez porque yo también escribo todo en una libreta..., tal vez

Migae dijo...

:)

Venialbo_ dijo...

Lo malo no es cuando intentan devolverte lo que les has dado... sino cuando lo tiran y lo pisotean..

Besos esqueleto!! :)

Marilú... dijo...

jajaja yo trabaje por un tiempo en eso.. y creo.. que lo mejor de todo .. es cuando termina tu turno =D

cecilia_lisbon dijo...

Bueno, al menos están dedicadas a "recoger las quejas"
Yo me tengo que joder y aguantar las quejas de todos sin cobrar un plus por ello (¡sin trabajar por ello!)

malevolia dijo...

nada de devoluciones??
No sé hasta que punto es legal!