domingo, octubre 01, 2006

Play

No le gustaba el mando de su nuevo aparato de reproduccion digital y eso que tenía de todo, podía ir hacia adelante, hacia detras, parar la imagen, quedarse con los mejores momentos programando la memoria del mismo o pasar rápido las cosas que no le gustaban.

Pero el mando tenía un botón que hacía que las cosas fuesen hacia atrás, y aquello no le terminaba de convencer.

Así que, ni corto ni perezoso, arranco el botón de mirar hacia atrás del mando como lo había hecho de su vida tiempo atrás y vivió más feliz.

2 comentarios:

UnderPressure dijo...

Eso es una pelicula que estrenan ahora de Adam Sandler donde el controla toda su vida con un mando a distancia.

Estaria bien, verdad?

Isa dijo...

Jeje, me lo ha quitado underpressure :P

Y francamente, creo que la vida hay que vivirla como viene, así es más emocionante, saber que tienes poco tiempo para disfrutar y que, aunque el tiempo nos parezca que pasa despacio cuando algo malo nos ocurre o algo nos incomoda, al final todo se soluciona. Sería muy aburrido porque no tendríamos tiempo de aprender, ni de crecer, ni de equivocarnos, llegaría un momento en que todo sería aburrido. En definitiva, no viviríamos.

Me gusta la magia, pero nunca me ha gustado jugar a ser dios, al menos el dios de tiempo.