miércoles, octubre 25, 2006

Orfebrería

Era la más dura del lugar, no en vano la llamaban "La Diamante", se decía que había rechazado a todos y cada uno de los tipos mas duros del pueblo, los había rayado como el carbono puro raya a todos los materiales conocidos.

Por eso extrañó tanto entre las gentes del pueblo cuando se anunció su boda, el "afortunado" que había conseguido hacer mella en La Diamante era un joven de un pueblo cercano, con fama más bien de blandito, algo que no concordaba mucho con lo que ella dijo un día, que sólo estaría con alguien que fuese capaz de contenerla.

Asi que, ni cortos ni perezosos, pero bastante brutos y asilvestrados, los mozos pretendientes fueron a preguntarle que había hecho para agarrar a tan apetecible moza.

La respuesta del novio fue enseñarles el anillo de compromiso mientras les decia:

No era cuestion de ser como ella, a dureza no le gana nadie, sino de pureza y maleabilidad, estaba claro que ella era mas dura que nadie, y sin embargo las piedras mas duras del mundo se engarzan en el oro mas puro.

2 comentarios:

Angel y Demonio dijo...

Uy! Preciosooooooo... me ha encantado amigo mio! De veritas que si. :)
Buen regreso!

malevolia dijo...

oooooooooooo!
Pobre muchacho blandengue la que le espera luego después del matrimonio con la moza dará de que hablar!..
Un beso eoooorme.
:)