jueves, marzo 01, 2007

Guardián

Las heridas le escocían y notaba correr la sangre a goterones sobre el pecho, respiraba con dificultad y los brazos le pesaban tanto que pensaba que en cualquier momento soltaría las armas.

Jadeó y boqueó para coger aire y mentalmente organizó las ideas, sus ojos inspeccionaron el campo de batalla despacio, mirando todos y cada uno de los recovecos donde algún enemigo de la dama de la torre pudiese estar escondido, pero no vió nada.

Se irguió y se permitió un momento de relax, los cuerpos de sus enemigos yacían rotos y ensangrentados a sus pies, era el guardian de la torre, el protector de su señora, y había desempeñado bien su trabajo.

Fue entonces cuando notó algo extraño, el silencio...un silencio oscuro y tenebroso se cernía sobre él, demasiado silencio para ser natural, y fue cuando una idea le atravesó el cerebro como un rayo fugaz.

Salió corriendo hacia la torre, donde su señora vivía protegida, reunió todas las fuerzas que le quedaban y subió las estrechas escaleras que concluían en la puerta de la estancia de la Reina.

Todo estaba en orden pero aquel maldito silencio le taladraba los oidos y le latía en la sien como un tambor maligno. Abrió despacio la puerta y fue entonces cuando comprendió.

Y mientras las lágrimas abrasaban sus mejillas para ir a estallar contra el suelo teñido de la sangre de su señora comprendió que su señora había tenido, durante todo el tiempo, a su peor enemigo encerrado en sus aposentos...a ella misma.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola me llamo Jessy y soi de Galicia, mirando por aquí en mis tardes de aburrimiento me encontré con tu página y me encantó, de verdad que escribes de una forma..buff...me encanta todo lo que leí, desde que encontré tu página me paso siempre a mirarla y me entretiene mucho. bueno que queria decirte que gracias por tus letras! besiños de 1 gayeguiña!

Isa-chan dijo...

Precioso, me encanta cuando escribes estas cosas :D

Luces y sombras dijo...

Mmmm...interesante, interesante. Buen relato :)